Belleza

Sabías que la Rosa Mosqueta y su aceite nos ayuda a vernos más bellas.

La rosa mosqueta o mosqueta es conocida por ser un arbusto silvestre de la familia de las rosáceas con una bella flor de color rosa pálido, es una plata nativa de Europa y especialmente es cultivada en Inglaterra, también se le encuentra al sur en la Cordillera de los Andes y el piedemonte mendocino.

Sus frutos son utilizados para preparar dulces y mermeladas, su aceite es extraído de las semillas y se aprovecha para la cosmética, el aceite de Rosa Mosqueta también proveniente de la flor es muy conocido por su gran propiedad de regenerar la piel.

El contenido en Ácidos Grasos Esenciales (AGE) insaturados son muy elevados de los cuales un 41% es Ác. Linoleico, el 39% Ác. Linolénico y el 16% Ác. Oleico.

Los AGE son nutrientes de suma importancia en muchos de los procesos fisiológicos y bioquímicos del cuerpo humano, esencialmente relacionados en la regeneración de los tejidos y el crecimiento celular, regenerando la piel, aclarándola y poniéndola más tensa.

Además, la Rosa Mosqueta tiene una función estructural que forma parte de los fosfolípidos de las membranas celulares de los tejidos del organismo y son los precursores de las prostaglandinas y leucotrienos, a partir de la síntesis del Ácido araquidónico.

Gracias a todo esto su aplicación directa sobre el rostro atenúa la aparición de arrugas, las marcas del acné y la regeneración de las cicatrices, sobre todo la utilización de este aceite sobre el cuerpo crea una acción nutritiva que resulta totalmente eficaz para la regeneración de la piel en donde hay estrías.

Considera unirte a nuestro FanPage
Comentarios

Es Tendencia

Volver