Bienestar

Las semillas de Chía: El nuevo súper alimento.

Desde que el gluten se volvió algo que puede causar alergias y la alimentación consciente y los productos orgánicos tuvieron su boom en Norte América, esta nueva tendencia se ha esparcido casi que por todo el mundo.

Hay productos y recetas que han logrado salirse del grupo de personas que se obsesionan por comer solo crudo o sin ningún tipo de productos animales, para ser aprovechado de diferentes maneras y las semillas de chía son uno de esos productos.
Desde sumergidas en agua para ayudar a perder peso y disminuir el colesterol, hasta congeladas en yogur griego para un postre saludable, las semillas de chía son un alimento increíblemente saludable y aquí te contaremos un poco mejor sobre ellas, para que les saques el mejor provecho de acuerdo a tus necesidades.

¿Qué son?
Las semillas de chía hacen parte de la Salvia hispánica, una planta herbácea de la familia de la menta, nativa de México y Guatemala, que, según la historia, era un cultivo alimenticio muy importante para los aztecas.

Estás pequeñas semillas de color negro y a veces blanco, contienen gran fuente de grasas omega-3 concentradas, fibra, calcio, magnesio, fósforo y también una buena cantidad de zinc, vitamina B3 (niacina), potasio, vitamina B1 (tiamina) y vitamina B2.

¿Sirven para bajar de peso?
Así es. Por su buen contenido en fibra, son ideales para la digestión y para controlar el hambre. Debido a que al estar en contacto con algún liquido absorben 10 veces su peso, forman un especie de gel, generando una sensación de saciedad, ayudándonos a sentirnos llenos por más tiempo y a reducir el aumento de azúcar en la sangre.

Puedes tomar un vaso de semillas con agua todos los días en la mañana, para ayudarte a bajar de peso o antes de tu última comida del día, para mejorar tu digestión.

Algunos de sus mayores beneficios son:

  • Favorecen la construcción de músculos y tejido. Como fuente de proteínas se digieren y absorben muy fácilmente, facilitando el rápido transporte a los tejidos y las células.
  • Disminuyen los niveles de colesterol en la sangre por su alto contenido en Omega-3
  • Es un alimento excepcional para los atletas. “En términos de contenido nutricional, una cucharada de chía es como un batido hecho de salmón, espinacas y hormonas de crecimiento humano“, afirma Christopher McDougall, corredor de ultra-maratones y autor del libro “Born to Run“.
  • 30 gramos de chía contienen 11 gramos de fibra (lo que corresponde a un tercio de la ingesta diaria recomendada para adultos). Agregar una pequeña cantidad de semillas a nuestra dieta, garantiza el consumo recomendado de fibra, ideal para una buena digestión.
  • Por su buen contenido en calcio, ayuda a mantener los huesos y dientes fuerte, previniendo la osteoporosis
  • Como ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, también combate la resistencia a la insulina, que puede estar ligado al aumento de la grasa del abdomen.

Y si todavía te preguntas como agregar las semillas de chía a tu dieta, aquí te dejamos unas opciones para que no tengas ninguna excusa:

  • Carga una botella de agua diaria con una o dos cucharadas grandes de semillas. La buena hidratación es esencial para la energía y la salud de la piel.
  • Guarda en tu refrigerador un recipiente con yogur natural o yogur griego y agrégale tres cucharadas grandes de semillas, déjala reposar y tendrás un postre saludable.
  • Como desayuno, haz un bowl de avena, frutas frescos de tu preferencia, semillas de chia y algún batido sin azúcar, el banano siempre es un buen reemplazo para endulzar
  • Puedes agregarlas directamente a tus ensaladas, jugos e incluso como toppin en algunos platillos.
Considera unirte a nuestro FanPage
Comentarios

Es Tendencia

Volver