Salud

Consejos para prevenir el Parkinson

El Parkinson es una de las enfermedades que más se está presentando en nuestro planeta conjunto al cáncer y el Alzheimer. Lastimosamente aún no se ha encontrado un tratamiento que permita ponerle fin a esta enfermedad degenerativa.

Por fortuna existen algunos tips que nos ayudan a prevenirlo y a detectarlo a tiempo para retrasar su evolución y vivir con mayor bienestar. A continuación encontrará algunos hábitos que le permitirán prevenirlo, detectarlo o retrasarlo.

Alimentos:

Una buena alimentación siempre es un gran aliado para evitar cualquier enfermedad o para tratarla, entre los alimentos que puede tomar para prevenir la aparición del Parkinson se destacan:

Alimentos ricos en vitamina C: tales como la naranja o el kiwi pues son grandes antioxidantes y protegen al cerebro del desgaste.

Alimentos ricos en vitamina E: como el maní y las almendras, ya que esta vitamina es proyectora del sistema nervioso.

Alimentos ricos en Omega-3: estos reducen la inflamación del cerebro, contribuyen al crecimiento neuronal y disminuyen los temblores en el cuerpo si esta enfermedad ya se manifestó.

Ejercicios:

El ejercicio ayuda a prevenir la aparición de esta enfermedad ya que esta afecta las funciones motrices. Al ser una enfermedad neurodegenerativa se deben realizar actividades físicas moderadas tales como:

Caminar: este estimula y favorece la movilidad.

Ejercicios de estiramientos: estos ayudan a la relajación de los músculos y a no perder tono muscular.

Pilates y taichí: al ser una gimnasia sueva se mejora la coordinación y a aumentar el control del cuerpo.

Técnicas de relajación: permiten evitar el estrés y deterioro del sistema nervioso característicos de esta enfermedad.

Masajes:

Cuando se es propenso o se sufre una enfermedad que incluya dolores musculares, es pertinente tratarlos para contribuir a la relajación muscular y con esto prevenir la aparición del Parkinson, es así como los masajes relajantes se convierten en un gran aliado y más cuando se hacen uso de aceites esenciales tales como:

Aceite esencial de jengibre: sus propiedades contribuyen a la relajación muscular.

Aceite esencial de enebro: sus características son muy similares a las del jengibre, por esto también ayuda a prevenir el Parkinson.

Aceite esencial de lavanda: uno de los más populares, además de permitir masajear las zonas afectadas, contribuye a la relajación y permite disfrutar su delicioso aroma.

Considera unirte a nuestro FanPage
Comentarios

Es Tendencia

Volver